ABANDONADOS

Cuando no se les desarrollan las adaptaciones curriculares diagnosticadas a los alumnos de altas capacidades, 68 años después de lo que señaló Carl Young, discípulo de Sigmund Freud, nuestros niños y niñas superdotados y de altas capacidades continúan rompiéndose en nuestras aulas.

La Vanguardia presentaba a unos cuantos de ellos, ya en su vida adulta, con sus nombres y apellidos, con sus fotografías y su testimonio personal, en su dominical Magazine de 24 de octubre de 2004. Varios de ellos muestran que han quedado colgados en la vida, sin poder trabajar, sin poder tener pareja, incluso alguno viviendo en la indigencia si los padres no pueden seguir manteniéndoles en su vida adulta, y entrando saliendo de las instituciones psiquiátricas.

Diana Damas de Diego, con un Cociente Intelectual de 156, se rompió después de estudiar la carrera de Ingeniería de Montes. Pasó a la carrera técnica de Montes, pero las constantes burlas la llevaron a intentos de suicidio. Sólo puede dedicarse a contar cuentos a los niños más pequeños. Marta Eugenio de la Torre, con 26 carreras, 7 de ellas en España y 19 en EEUU, no puede ejercer ninguna de ellas y se dedica a asesorar en base a sus vivencias personales. Javier Soriano con 22 años comenzó tres carreras. No terminó ninguna. No puede trabajar. Sigue de psiquiátrico en psiquiátrico. José Javier Silvestre Amorós. En Primaria y Secundaria obtenía 10 en casi todas las asignaturas. Fue la calificación más alta de Cataluña en Selectividad. Daba conciertos en solitario. Se rompió a los 21 años en que le ingresaron en un psiquiátrico. En sus ingresos intermitentes estudió la carrera de Psicología, que jamás ha podido ejercer. Con un diagnóstico de un subtipo de esquizofrenia y una discapacidad reconocida en un 63%, vive de una mísera pensión no contributiva. Cerca de los 50 años sus ancianos padres le tienen que seguir ayudando. Daniel Sergio Bernat, con un Cociente Intelectual de 150, sus padres no pudieron pagarle los estudio de idiomas, por lo que por su cuenta, memorizando diccionarios, aprendió y domina 14 idiomas y habla otros 13, pero sólo puede trabajar en muy limitados espacios de tiempo, como mozo de almacén, cargando paquetes.

Clicar aqui

Volver atras